La lista de medicación para la donante contiene una dosis excesiva para mujeres jóvenes o no cuadra con un ciclo de estimulación

En cuanto a lo que se refiere a la medicación de la donante, nuestro sistema reposa de forma justa sobre una preocupación de equidad entre nuestras pacientes, y sin ánimo de lucro. Por ejemplo, si llegamos a cancelar a una paciente porque su donante que ha sido puncionada ha obtenido 3 ovocitos maduros, en lugar de pedirle que anule el tratamiento y vuelva a empezar, nuestro sistema nos permite aprovechar la preparación endometrial iniciada, y priorizar a esta paciente con la próxima donante de sus características. Siguiendo la lógica de una medicación por donante, esta paciente debería entonces pagar dos veces la medicación, ya que han sido dos las donantes estimuladas y puncionadas para ella. Lo mismo ocurriría si una donante es cancelada durante el período de estimulación por baja respuesta.

Sin embargo, pensamos que no es el sistema más justo. A ello hay que añadir como ventaja que, a partir de un tercer intento, las pacientes ya no proporcionan la medicación para la donante que corre a cargo de la clínica. Es por ello que el tratamiento que usted aporta no corresponde a un ciclo de estimulación completo de una donante, con la medicación de la estimulación, la frenación, la ovulación y los tratamientos antibióticos previos a la punción, usted y todas las pacientes aportan una contribución a un “pool de solidaridad”, la clínica se ocupa del resto. Las dosis de las estimulaciones de estas donantes no es el mismo para todas. Una donante necesitará menos medicación, y otra más. Según nuestra opinión, se trata de un sistema más equitativo para nuestras pacientes.

Volver a las Preguntas Frecuentes