Ningún campo de la medicina que se haya apoyado tan sólidamente en la investigación como la reproducción asistida. Desde sus inicios, cuando aún no se podía fertilizar un ovocito fuera del útero, (Una técnica habitual hoy en todo el mundo), esta disciplina se ha basado en la investigación para obtener todos sus avances, grandes o pequeños, en el tratamiento de nuestros pacientes.

La Reproducción Asistida se encuentra aún en sus inicios, muchos avances nos permiten ofrecer soluciones a miles de pacientes cada año, pero todavía estamos muy lejos de nuestro sueño, que es ser capaces de tratar la infertilidad en todos nuestros pacientes. Para lograr este objetivo, necesitamos utilizar, de la mejor manera posible, las herramientas que ya tenemos a nuestra disposición. Pero también tenemos que seguir estudiando, para encontrar nuevas formas de curar, para entender más sobre el origen y los mecanismos de la infertilidad y aprender cómo podemos seleccionar los mejores espermatozoides y los mejores óvulos, además de los embriones más aptos para transferir a nuestro paciente.

También tenemos que estudiar mejor las consecuencias psicológicas de los tratamientos de infertilidad y fertilidad, para ser capaces de ayudar a nuestros pacientes en unos tratamientos que pueden llegar a ser difíciles de realizar. La investigación básica y clínica en la fisiopatología y la psicología de la infertilidad son, por lo tanto, prioritarias en la Clínica EUGIN. Nuestro compromiso a todos los niveles con nuestros pacientes se refleja también en una investigación científica ética y rigurosa.

Instalaciones de investigación

El tratamiento del futuro está siendo desarrollado hoy por científicos de investigación básica. Están trabajando para entender los fundamentos de esta situación, y para mejorar nuestra capacidad de seleccionar los mejores gametos y embriones para la reproducción asistida. Por esta razón, hemos creado un espacio especialmente dedicado a que nuestros científicos pueden centrarse en esta importante tarea.

El Laboratorio de Investigación Básica de la Clínica EUGIN se encuentra dentro del Parc Científic de Barcelona, un incubadora de investigación ubicada junto a otros departamentos de I+D de grandes laboratorios, actores emergentes en biotecnología y, no menos importante, grupos de investigación de algunas de las mejores instituciones del país, como el IBEC, el IRB, CSIC, CNAG, y la Universidad de Barcelona. Esta vibrante comunidad científica nos permite ayuda a aprender de expertos en muchos campos, y a llevar a cabo una investigación en reproducción humana basada en las últimas y más potentes tecnologías dentro de la investigación biomédica.

Líneas de investigación básicas

Con nuestra investigación básica, queremos dar respuesta a algunas de las preguntas más apremiantes e importantes en el campo de la reproducción asistida. Actualmente estamos centrando nuestros esfuerzos en tres aspectos de la infertilidad:

1- Encontrar el mejor ovocito.

Observamos centenares de ellos todos los días, y sabemos apreciar las diferencias morfológicas entre ellos, pero la calidad de los ovocitos se oculta a la vista. También sabemos que algunos de ellos serán más capaces de producir un embarazo que otros. Este tema ha sido estudiado durante muchos años, se han hecho muchos avances, pero todavía no permiten determinar fiablemente si una determinada célula dará lugar o no a un embarazo. Los marcadores bioquímicos y genéticos de calidad analizados hasta el momento han demostrado ser poco apropiados debido a la necesidad de dañar al ovocito con el fin de evaluarlos. Por lo tanto, en Clínica EUGIN estamos desarrollando nuevas formas de ver estas fascinantes células desde el punto de vista molecular y bioquímico. Esta primera línea de investigación se desarrolla en el laboratorio, a través de una serie de experimentos, y con la colaboración de grupos de investigación reconocidos a nivel internacional en Europa y los EE.UU.

2- Encontrar el mejor espermatozoide.

Cuando hacemos una fecundación in vitro utilizando el ICSI, tenemos que seleccionar algunos espermatozoides que fertilizarán los óvulos. Dado que no podemos recrear la selección en la población de espermatozoides que se produce naturalmente en el tracto genital de la mujer, los criterios actuales que se utilizan en el laboratorio son muy válidos, pero que no cuentan toda la historia. Existen algunos aspectos moleculares de la fisiología de los espermatozoides que estamos comenzando a entender, y en el futuro seremos capaces de incorporar avanzadas pruebas de espermatozoides en nuestra rutina diaria. Estamos participando activamente en la búsqueda de tecnologías innovadoras para mejorar la selección de los espermatozoides, colaborando de los campos de la bio-ingeniería y astrofísica.

3- Seleccionar el embrión más apto para transferir.

La epigenética estudia los cambios que podemos ver en el ADN de un embrión, y que no están relacionados con un defecto de secuencia o de una mutación. Los cambios epigenéticos pueden estar relacionados con la forma en que el embrión responde al ambiente que lo rodea. Elementos tales como el estado general de salud de la mujer, las hormonas utilizadas para la estimulación, el tipo de técnica de reproducción asistida utilizada, y muchos otros factores menos evidentes pueden influir en el estado epigenético del embrión. Muchos de estos cambios son reversibles y de relativo interés médico, pero algunos podrían ser importantes para el futuro desarrollo del niño, y en su edad adulta. Este campo de investigación se encuentra todavía en sus primeras etapas, y todavía no hay datos concluyentes, pero estamos firmemente convencidos que teniendo una visión clara de lo que está sucediendo en cada momento, podemos garantizar los mejores resultados para nuestros pacientes, y, por supuesto, para sus futuros hijos.

Tenemos que seguir estudiando para encontrar nuevas formas de curar y entender más sobre el origen y los mecanismos de la infertilidad

Última actualización: noviembre 2017